Bar Patillas

Ayer estuve en Burgos. Hasta aquí nada especial teniendo en cuenta que ya había estado varias veces antes, así que hablaré claro. Ayer pasé de la catedral, del cid y hasta de la madre que parió al papamoscas. Quería visitar una tasca a toda costa. No, no penséis que ahora ahogo mis penas en el alcohol, aunque el bar del que hoy os hablo bien incita a la fiesta y el lujurio, la taberna del Patillas, mítica donde las haya.

IMAG6941IMG_20150721_190157

Buscar un hueco libre en sus paredes es una tarea de locos, fotos históricas, carteles, hasta instrumentos musicales lo hacen imposible a la vez que único. Hablamos con el actual propietario, quién pese a no formar parte de la sucesión generacional ha respetado la estética del garito tal cual y nos cuenta que Amando Quintano “El Patillas” se jubiló hace dos años.

IMAG6953_BURST001

El sitio está demasiado tranquilo, desearía vivirlo en pleno apogeo, desatarme, venirme arriba con un guitarreo, pero son las seis de la tarde de un martes y me conformo con repasar y cotillear los escasos metros cuadrados que lo forman. ¡Uy! María Teresa Campos también estuvo aquí…¡Qué tiempo tan feliz!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s